HOSPITAL SAN JUAN DE DIOS Consejos médicos Cual Es La Labor Del Medico En La Salud Publica?

Cual Es La Labor Del Medico En La Salud Publica?

Cual Es La Labor Del Medico En La Salud Publica
WMA – The World Medical Association-Declaración de la AMM sobre los Médicos y la Salud Pública Adoptada por la 47ª Asamblea General de la AMM, Bali, Indonesia, septiembre 1995 y revisada por la 57 a Asamblea General de la AMM, Pilanesberg, Sudáfrica, octubre 2006 y por la 67ª Asamblea General de la AMM, Taipei, Taiwán, octubre 2016 La salud de una comunidad o población está determinada por varios factores que van más allá de las causas de enfermedades tradicionalmente entendidas.

Los determinantes sociales de la salud incluyen factores que afectan las opciones de estilo de vida, factores que afectan los marcos físico, psicológico y económico en los que viven las personas y los servicios de salud disponibles para la gente. La salud pública incluye el control, evaluación y planificación de una variedad de programas y actividades destinadas a las necesidades identificadas de la población y el sector de salud pública debe tener la capacidad de llevar adelante esas funciones eficazmente para mejorar la salud de la comunidad.

Un principio clave de la política de salud pública debe ser la inclusión y la igualdad en salud. Los organismo de salud pública deben prestar especial atención a las poblaciones y comunidades cuyas condiciones sociales, económicas y políticas las ponen en mayor riesgo de problemas de salud que a la población en general.

Los médicos y sus asociaciones profesionales tienen la responsabilidad ética y profesional de velar por los intereses superiores de sus pacientes en todo momento. Esto incluye la colaboración con organismos de salud pública para integrar la atención médica de los pacientes con una mayor promoción de la salud del público.

Las funciones clave de los organismos de salud pública son: 1. Promoción de la salud:

Trabajar con las personas que proporcionan atención médica para informar y educar al público en general sobre su papel activo en la prevención y control de enfermedades, con estilos de vida saludables y el uso de servicios médicos de manera apropiada.

Asegurar que las personas dispongan de las condiciones de buena salud, incluidos los servicios médicos de alta calidad, distribuidores de agua seguros, buena nutrición, atmósferas descontaminadas y ambientes que ofrezcan oportunidades para ejercicio y recreación para toda la población.

Colaborar con las autoridades públicas responsables, a fin de elaborar políticas públicas sanas y crear ambientes donde sea fácil encontrar opciones de comportamiento saludables y desarrollar un capital humano y social. Prevención: asegurar acceso a exámenes y otros servicios preventivos y atención curativa a toda la población.

2. Protección: supervisar y proteger la salud de las comunidades contra las enfermedades contagiosas y exposición a agentes contaminantes tóxicos, peligros en el trabajo, productos peligrosos y servicios de salud de mala calidad. Esta función incluye la necesidad de establecer prioridades, programas esenciales, obtener recursos requeridos y asegurar la disponibilidad de servicios de laboratorio de salud pública necesarios.3.

  • Vigilancia: identificar los brotes de enfermedades infecciosas y los patrones de enfermedades crónicas y lesiones, como también establecer un control apropiado o programas de prevención.4.
  • Evaluación de la Salud de la Población: evaluar las necesidades de salud de la comunidad y administrar los recursos para satisfacerlas, elaborar una política de salud que responda a las necesidades de salud específicas comunitarias y nacionales.

Los programas y actividades específicas que se realizan en cada jurisdicción (local o nacional) dependerán de los problemas y necesidades identificadas, la organización del sistema de atención médica, los tipos y alcance de las colaboraciones logradas y los recursos disponibles para enfrentar las necesidades identificadas.

  1. Los organismos de salud pública se benefician mucho de la ayuda y la estrecha cooperación de los médicos y sus asociaciones profesionales.
  2. La salud de una comunidad o una nación se mide por la salud de todos sus residentes y los problemas de salud o médicos evitables que afectan a la persona afectan la salud y los recursos de la comunidad.

Por lo tanto, la eficacia de los distintos programas de salud pública depende de la colaboración activa de los médicos y sus asociaciones profesionales con los organismos de salud pública y otros organismos gubernamentales y no gubernamentales. El sector médico y el sector de salud pública pueden cooperar eficazmente con la difusión de la información de salud pública y programas de educación que promueven estilos de vida sanos y disminuyen los riesgos evitables para la salud, incluidos los del uso del tabaco, alcohol y otras drogas; actividad sexual que aumenta el riesgo de contagio del SIDA y de enfermedades transmitidas sexualmente; mala dieta e inactividad física, y niveles de inmunización inadecuados en la niñez.

  • Por ejemplo, la educación de la salud puede disminuir mucho la morbilidad y mortalidad infantil, (por medio de la promoción de la alimentación de pecho y la educación sobre la nutrición para los padres y condiciones de apoyo en el trabajo y en la comunidad).
  • La responsabilidad formal de los organismos de salud pública es principalmente la vigilancia, investigación y control de enfermedades.

Sin embargo, estas actividades no se pueden realizar eficazmente sin la cooperación activa y la ayuda de los médicos a nivel comunitario, que conocen los patrones de enfermedades individuales y comunitarias y que pueden dar aviso rápido a las autoridades de salud sobre los problemas que necesitan más investigación y medidas.

Por ejemplo, los médicos pueden ayudar a identificar las poblaciones a alto riesgo para enfermedades particulares, como la tuberculosis; informar los casos de enfermedades contagiosas, como el sarampión, la tos convulsiva o la diarrea; y también exposición al plomo u otros productos y substancias químicas tóxicas en la comunidad o el lugar de trabajo.

La estrecha colaboración entre los organismos de salud pública y los médicos y otros profesionales de la salud es muy importante para un sistema de monitoreo de enfermedades eficaz. Aparte de la eficacia de los programas de salud pública existentes en una jurisdicción, las asociaciones médicas profesionales deben conocer las necesidades comunitarias y nacionales insatisfechas y defender las actividades, programas y recursos para satisfacer dichas necesidades.

Estos esfuerzos deben hacerse en áreas de educación pública para la promoción de la salud y prevención de enfermedades; observación y control de peligros ambientales; identificación y publicidad de los efectos adversos o prácticas sociales que afectan la salud; o identificar y defender los servicios, como mejoramiento en el tratamiento de emergencia.

En jurisdicciones donde no se proporcionan adecuadamente los servicios básicos de salud pública, las asociaciones médicas deben trabajar con otros organismos de salud y grupos, a fin de establecer las prioridades para defensa y medidas. Por ejemplo, en un país o región con recursos limitados, que no tenga instalaciones de agua potable y alcantarillado para la mayoría de sus residentes, a este tipo de necesidades se les debe dar prioridad sobre nuevas tecnologías médicas que proporcionen servicios a sólo una pequeña parte de la población.

Algunos problemas de salud son extremadamente complejos y comprenden múltiples niveles de solución. Por ejemplo, los que tienen altos niveles de plomo en la sangre no sólo necesitan un tratamiento médico apropiado, sino también se debe determinar la fuente de contaminación y es necesario tomar medidas para eliminar el peligro.

A veces las políticas que promueven la salud pública crean preocupación por el potencial impacto económico. Por ejemplo, una fuerte oposición a las políticas de control de tabaco puede originarse en regiones o grupos que obtienen mucho dinero por las plantaciones o procesamiento de tabaco.

  • Sin embargo, la preocupación económica no debe debilitar un programa fuerte de defensa de salud pública contra el consumo de tabaco.
  • Se debe oponer firmemente a la promoción de los productos derivados del tabaco y se debe hacer todo lo posible para disminuir el consumo de tabaco en los países en desarrollo.
You might be interested:  Que Puedo Decir En El Medico Para Incapacitarse?

Los médicos y sus asociaciones deben colaborar con las autoridades políticas y otras organizaciones para instar a los medios de comunicación a enviar mensajes positivos de educación de la salud en relación con la dieta, consumo de drogas, enfermedades de transmisión sexual, riesgo cardiovascular, etc.

¿Qué papel tiene un médico?

El papel del médico – El papel del médico suele confundirse con llevar a cabo un interrogatorio impersonal y frío, donde él sólo obtiene respuesta a sus preguntas, sin embargo, la buena clínica exige el conocimiento de la enfermedad y del padecer, es decir, a la persona enferma, considerada como entidad biopsicosocial.

Persona preparada en su campo de acción, que conozca los síntomas físicos, costumbres y perspectivas acerca de la salud. Persona con sentido común basado en la evidencia científica y experiencia clínica. Persona preparada para dar información al paciente a cualquier grado en que él desee ser informado (diagnóstico, pasos a seguir, tratamiento, pronóstico, riesgos, alternativas terapéuticas y precauciones). Fuente de información honesta, útil, clara, sencilla, actualizada y comprensible. Apoyo para evaluar la calidad de la información, para distinguir entre información correcta e incorrecta. Persona accesible, Fuente de apoyo y ánimo continuos, dejando saber que el dolor, la ira, la preocupación, el estrés y la desesperación son normales, y pueden expresarse con confianza en su presencia. Persona que escuchará, comprenderá lo que están tratando de explicarle, estimulará preguntas y alentará una esperanza genuina de que aún se puede tener una vida plena y valiosa. Persona capaz de explorar alternativas con el paciente en una atmósfera de seguridad y confianza mutua. Persona comprometida para tratar al paciente desde el principio hasta el fin, aun cuando la cura no sea probable. Persona comprometida e interesada en conocer el problema del paciente, el significado que da a la enfermedad, lo que el paciente sabe, averiguar si el paciente o la familia tienen conceptos erróneos acerca de la enfermedad o situación. Persona a quien su competencia profesional puede ser desafiada. Persona que no tiene todas las respuestas, Persona sensible a las necesidades particulares de cada paciente o situación.

Fuente: Gaceta Mexicana de Oncología, http://www.smeo.org.mx/gaceta/2013/GAMOV12_1_2013.pdf Creado: 2019-02-05 09:22:34 Última vez actualizado: 2019-06-19 13:38:10

¿Qué relacion tiene la medicina con la salud pública?

SciELO – Saúde Pública – Salud pública y medicina curativa: objetos de estudio y fronteras disciplinarias Salud pública y medicina curativa: objetos de estudio y fronteras disciplinarias EDITORIAL Salud pública y medicina curativa: objetos de estudio y fronteras disciplinarias ¿ Es la salud pública una parte de la medicina? Según Henderson, 1 “tradicionalmente, la mayoría de los programas de salud se han configurado y administrado como dos actividades independientes: una, relacionada con la medicina curativa y, la otra, con las actividades de salud pública.

Basándose en el razonamiento lógico de que, al fin y al cabo, el objetivo de ambas actividades es la salud y el bienestar de la sociedad en su totalidad, los funcionarios de salud han realizado esfuerzos periódicos por fusionar las dos actividades y, en la mayoría de los casos, le han asignado las responsabilidades de salud pública a los médicos que están a cargo de los programas de atención curativa”.

Prosigue afirmando que, entonces, “no es sorprendente que los resultados hayan sido decepcionantes”. Los fracasos para crear un sistema de salud unitario, capaz de reunir armónicamente a los programas curativos y de salud pública en forma efectiva, se deben, según este autor, a la falta de comprensión sobre la naturaleza diferente de ambas actividades.

  1. Nadie puede negar que la salud pública y la medicina curativa, tal como las conocemos en el presente, pudieron alcanzar su desarrollo actual únicamente a partir de los numerosos puentes prácticos y conceptuales que establecieron a lo largo de su historia.
  2. Empero, aceptar que ambas disciplinas han estado siempre estrechamente ligadas no implica que, necesariamente, alguna de ellas sea o haya sido parte de la otra.

En apoyo de esta hipótesis pueden esgrimirse algunos datos históricos. El esfuerzo de la sociedad por desarrollar instrumentos capaces de salvaguardar la salud de sus miembros ha seguido dos estrategias, esencialmente distintas, a través de su historia: por un lado, se encuentra el desarrollo de una práctica y un saber basados en la atención de los enfermos, con el propósito explícito de restablecer en ellos aquellas condiciones anatómicas y funcionales cuya presencia es reconocida socialmente como salud y cuya pérdida llamamos enfermedad.

Por definición, esta estrategia trabaja con el enfermo y su principal objeto de estudio es la enfermedad. Este objeto de estudio determina la lógica de su desarrollo y el conjunto de métodos y técnicas que debe desplegar para su estudio. En resumen, el saber de la medicina es un saber sobre la enfermedad y su ámbito de acción es la persona enferma; esta precisa delimitación metodológica y conceptual ha sido probablemente una de las razones del enorme éxito de la medicina para contender con su objeto de transformación.

La segunda estrategia, por su parte, está orientada a dotar a todos los miembros de la sociedad de aquellas condiciones capaces de salvaguardar su salud antes de que ésta se pierda. Esta provisión de condiciones de protección (que se despliega principalmente desde las estructuras administrativa, política y económica de la sociedad), constituye lo que tradicionalmente se ha llamado salud pública.

En este caso, el objeto de estudio no es la enfermedad, sino la salud considerada como un fenómeno colectivo, y el espacio de las acciones desplegadas se encuentra en el ámbito poblacional. Visto de este modo, el desarrollo de la medicina está constituido por el progreso de un saber especial (ya sea en forma acumulativa o mediante saltos) encaminado a la atención de la enfermedad de los pacientes, considerados individualmente.

El desarrollo de la salud pública, en cambio, puede resumirse como el progreso de otro saber especial, en este caso encaminado a la conservación de aquellas condiciones en las que la salud, considerada en su expresión colectiva, se encuentra protegida.

Para distinguir claramente esta relación puede seguirse la separación galénica del pathos y el nosos, Mientras que la medicina curativa se encarga del estudio del pathos (la enfermedad de facto, es decir, la enfermedad como un evento real, asentado en un organismo biológico), la salud pública se encarga del estudio del nosos (es decir, la enfermedad en potentia, como posibilidad).

En este caso, el objeto de estudio (la enfermedad en potencia) está ubicado no sólo en el interior sino, sobre todo, en el exterior del organismo biológico. La enfermedad en potencia es lo que actualmente llamamos riesgo, en su sentido más amplio. La salud pública no es parte de la medicina curativa.

  1. Ambas tienen el compromiso de lograr el máximo grado posible de salud de la población y sus miembros, pero sus objetos de estudio son muy diferentes.
  2. Así las cosas, la definición clásica de Charles E.
  3. Winslow sigue teniendo vigencia.
  4. Esta definición, publicada en 1920, afirma que la salud pública es “la ciencia y el arte de impedir las enfermedades, prolongar la vida y fomentar la salud y la eficiencia física mediante el esfuerzo organizado de la comunidad.
You might be interested:  De Que Se Encarga Un Medico Urologo?

organizando estos beneficios de tal modo que cada ciudadano se encuentre en condiciones de gozar de su derecho natural a la salud y a la longevidad”. La aparición de una autoridad sanitaria que no es propiamente una autoridad médica (y que, incluso en ocasiones, no es un médico) y que posee el carácter de autoridad social capaz de emitir un reglamento, formular una ley y tomar decisiones relativas a un campo que rebasa el cuerpo del enfermo, constituye propiamente el momento en el que se inaugura la salud pública en su sentido moderno.

  • A partir del surgimiento de la medicina de Estado, las acciones de salud involucrarán, formalmente, todos aquellos espacios restringidos para la medicina curativa.
  • Los campos de intervención sanitaria ahora serán mucho más que los que son propios del enfermo: la autoridad de salud pública tendrá responsabilidad sobre el aire, el agua, las construcciones, el trabajo, etcétera.

En este contexto se inscribe la primera serie de “Actualizaciones en Salud Pública y Epidemiología”, anunciada en el primer número del año 2000 de Salud Pública de México, En ella, la epidemiología se concibe como una disciplina toral de la salud pública y un punto de enlace privilegiado de ésta con la medicina clínica, que tiene como propósito “describir y explicar la dinámica de la salud poblacional, identificar los elementos que la componen y comprender las fuerzas que la gobiernan, a fin de intervenir en el curso de su desarrollo natural”.

  1. Esta definición, que rebasa la definición tradicional de la disciplina, implica la exigencia de reconstruir conceptualmente toda la dinámica de la salud poblacional, y desarrollar para ello conceptos, métodos y técnicas especiales.
  2. En principio, estas contribuciones están dirigidas fundamentalmente a estudiantes, médicos generales y especialistas no epidemiólogos interesados en conocer los más importantes avances conceptuales y metodológicos experimentados en este terreno en los últimos años.

La serie inicia con la publicación de dos artículos introductorios. El primero, denominado Desarrollo histórico de la epidemiología, aborda en forma sucinta el proceso mediante el cual la epidemiología se ha transformado en la sólida disciplina que actualmente es.

El segundo, Diseño de estudios epidemiológicos, muestra cómo la investigación de la enfermedad como fenómeno poblacional ha generado métodos de abordaje sumamente específicos para reconstruir adecuada y rigurosamente la dinámica de la salud colectiva, aplicando imaginativamente conceptos, métodos y técnicas de las que antes no disponía.

En los siguientes números del presente año, se abordarán en detalle distintos tópicos del saber epidemiológico con el fin de ampliar la discusión y la crítica de este quehacer científico. Sergio López Moreno Referencias 1 Henderson D. La salud pública más allá del año 2000.

¿Cuáles son responsabilidades y privilegios del médico?

Pudiendo decir de manera resumida, que la mayor responsabilidad moral de todo médico es conocer, cumplir y hacer cumplir los principios de la Ética Médica en relación con el paciente y sus familiares, con el resto del equipo de salud y demás trabajadores, con sus educandos y como parte de la sociedad.

¿Cuál es la importancia de la medicina en la sociedad?

Papel del médico en los Seguros Sociales y Sistemas o Servicios Nacionales de Salud – Editorial Academica Espanola ( 24.06.2012 ) € 29, 00 Comprar en MoreBooks! Por siglos la medicina y sus profesionales médicos han preservado la salud o atendido la enfermedad de las personas el capital más preciado de una nación.

  • Actualmente se acepta que el estado de la salud de una población influye en los factores educacionales y socio económicos, y estos a su vez afectan la salud.
  • Sabemos que el ser humano es la figura central de la historia ya qué es él, el que crea y es a la vez el fin de la misma.
  • Por esa razón no puede haber nada más noble y más importante que proteger su saludo o recuperarlo de la enfermedad papel que la profesión médica ha cumplido a cabalidad.

Se demuestra que la Medicina es la única profesión que protege a las personas desde antes de nacer durante el embarazo de la madre, en el parto y a través de la vida y hasta su muerte. En el libro hacemos énfasis que si bien el paciente es el SUJETO DEL GASTO que hacen los seguros médicos o las familias cuando alguien se enferma, la realidad es que es el médico, el AGENTE DEL GASTO para atenderlos y del él depende lograr economías para evitar los altos costos de la Medicina.

You might be interested:  Como Funciona Un Seguro Médico Privado?

¿Cuál es la importancia de la salud pública?

¿Qué es la salud pública y por qué es importante? Velar por el bien común y buscar salidas equitativas y solidarias, son los objetivos de la salud pública. ¿Cuándo se da una crisis en ella? ¿Cómo afrontarla? Algunos ofrecen sus perspectivas al respecto.

Mucho escuchamos hablar de salud pública en noticieros, conferencias, libros o artículos periodísticos pero, ¿sabemos realmente qué significa? La salud pública es una disciplina dedicada al estudio de la salud y las enfermedades en las poblaciones. Según la OMS, la salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente una ausencia de afecciones o enfermedades.

En este sentido, el área de la salud pública busca prevenir, diagnosticar, evaluar, investigar y tomar medidas para el bienestar de una comunidad. Jessica Giraldo, médica epidemióloga, afirma que esta rama de la salud vela porque las comunidades tengan servicios de salud equitativos y de calidad.

“Es por ello que los especialistas en salud pública son tan importantes en momentos en que está en riesgo la calidad de vida de una gran población”, apunta la experta. ¿Cuándo hay una crisis en la salud pública? Esta se presenta bajo tres condiciones: 1. Que haya un cambio en la tendencia de una situación que es conocida o que es regular.

Esto se da cuando, por ejemplo, una enfermedad comienza a deteriorar la salud de una población a la que antes no afectaba.2. Que haya una situación aguda o subaguda, es decir, que se presente de manera rápida un aumento de enfermos.3. Que haya una necesidad de actuación urgente.

Esto implica que áreas de la salud y otros sectores, como el gubernamental, actúen con rapidez para mitigar y buscar salidas que detengan y contrarresten una afección. ¿Qué etapas transcurren en una situación de crisis en la salud pública? 1. Fase de diagnóstico: en ella se analiza la cantidad de afectados por una enfermedad, la gravedad de los casos, el impacto que puede tener y la capacidad de difusión de información sobre la enfermedad.2.

Fase de atención y manejo de la crisis: en ella se actúa conforme a los resultados arrojados en la primera fase. Se da, por ejemplo, la vacunación y el fortalecimiento del sistema de salud.3. Fase de evaluación: en ella se analiza si las acciones tomadas sí están siendo efectivas.4.

La doctora Giraldo añade que, en medio de una crisis, la población civil tiene una serie de derechos, como el de la libertad, la conservación y la preservación de su autonomía y a que se le brinden los cuidados y atenciones que requiere de acuerdo a necesidades y riesgos.Los ciudadanos también tienen deberes, todo ellos enmarcados en ayudar y favorecer el bien común, y esto implica que se debe ser responsable con la información que se comparte para no generar pánico, miedo o ansiedad en las personas. ¿Qué hacer ante una crisis de salud pública? Según la docente y epidemióloga Alba Lucía Echavarriaga, las medidas en una crisis de la salud pública, como el aislamiento preventivo, se deben tomar bajo la base de la protección y el bien común, y se decretan cuando hay riesgo de alta propagación de una enfermedad que se extiende, principalmente, por el contacto social.Según la experta, en esta situación es necesario que los gobiernos, los sectores privados y públicos y la comunidad en general, actúe de forma conjunta y responsable, dejando de lado los intereses particulares.Finalmente, la magíster en Salud Pública, Alejandra Vélez Acosta resalta que, una vez se supera una situación de crisis, los gobiernos deben encaminar sus políticas a fortalecer sus sistemas de salud, así como apoyar, financiar y divulgar grupos de investigación en todas las áreas, esto con el fin de que, si en el futuro se presenta una situación similar, se pueda contrarrestar con mayor eficacia la presencia de un agente infeccioso.

: ¿Qué es la salud pública y por qué es importante?

¿Por qué ser médico es un compromiso personal?

Sergio Daniel Butman. Médico especialista en Emergentología y Clínica Médica –

¿Qué significa ser médico para usted? En primer lugar, ser médico implica estar comprometido con el otro. Para poder brindar esa ayuda al paciente, debemos entender su historia de vida y su contexto, de manera que cada atención sólo puede ser exitosa si es personalizada y sólo de esta forma podríamos enfocar globalmente lo que le pasa a nuestro paciente. Ser médico hoy es responder a la desigualdad. Décadas atrás se hablaba de salud para todos en el año 2000, la realidad muestra una gran desigualdad social y de acceso a la salud. Debemos estar comprometidos para que el conjunto de la población tenga acceso a una salud pública gratuita y de alta calidad. Ser médico hoy es ponerse en el lugar del otro, sólo de esa manera actuaremos de acuerdo a lo que el paciente espera y necesita. Ser médico hoy es comprender que debemos realizar el trabajo en equipo y de manera interdisciplinaria. Ser médico hoy es realizar capacitación continua para lograr la excelencia profesional. Ser médico hoy no solo es cuidar, es también cuidarse. Así como nos brindamos a nuestros pacientes, debemos cuidarnos evitando el desgaste profesional. ¿Qué desafíos ve para el año que viene? En el próximo año, esperemos que la salud pública tome un lugar de mayor peso junto a que las condiciones sociales de la población progresen para que mejore sus condiciones de vida. Las condiciones de trabajo de los profesionales de la salud deben ser tomadas en cuenta para realizar un cambio sustancial en ellas, que permitan realizar el trabajo en forma digna y adecuadamente remunerada, tanto para los médicos en formación como los residentes y concurrentes como el resto de la planta médica así como también para el personal de enfermería,siendo una tarea prioritaria a realizar.