HOSPITAL SAN JUAN DE DIOS Atención médica Acceso Que Tiene La Poblacion Al Servicio Medico?

Acceso Que Tiene La Poblacion Al Servicio Medico?

Acceso Que Tiene La Poblacion Al Servicio Medico
Más de la mitad de la población mundial no tiene acceso a los servicios sanitarios básicos y cerca de cien millones de personas viven en la extrema pobreza debido a los gastos médicos, según pone de manifiesto un informe sobre cobertura sanitaria universal publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Banco Mundial (BM) La mitad de la población mundial no tiene acceso a los servicios sanitarios básicos El informe evidencia que sólo la mitad de la población mundial puede acceder a todos los servicios sanitarios esenciales y el resto únicamente tiene acceso a algún tipo y no cuenta con todos los que necesitaría.

La cobertura sanitaria universal implica que todas las personas puedan acceder a los servicios sanitarios que necesitan sin sufrir financieramente. Actualmente, existen 1.000 millones de personas con hipertensión que no reciben atención médica; más de 200 millones de mujeres no tienen acceso a la planificación familiar; y cerca de 20 millones de niños no reciben todas las vacunas que necesitarían, tal y como destaca el informe.

Los servicios de cobertura sanitaria cambian no sólo entre países, sino también en el interior de las naciones. En los países de bajos ingresos, el 17 % de las madres e hijos pertenecientes a los hogares más pobres recibieron los servicios básicos, mientras que en los hogares más ricos, el porcentaje aumenta hasta el 74 %.

  • Asimismo, según el informe, 800 millones de personas (el 12 % de la población mundial) gastan al menos el 10 por ciento de sus presupuestos familiares en gastos de salud para ellos, un niño enfermo u otro miembro de la familia.
  • Esta cifra ha aumentado un 3 % anual.
  • Este nivel de gasto conlleva en algunas ocasiones a que se deban cortar otras necesidades como la comida o las tasas escolares.

Por otro lado, 100 millones de personas tienen unos gastos tan altos como para llevarlos a la pobreza extrema, lo que los obliga a sobrevivir con menos de dos dólares al día. Además, otros 122 millones de personas cayeron por debajo de la línea de la pobreza (3 dólares por día) y son oficialmente calificados como pobres a causa de los gastos en salud.

  1. Las estimaciones del estudio revelan que al menos 180 millones de personas gastan un cuarto de su presupuesto familiar en salud, y que este grupo ha crecido aún más, a un ritmo del 5 % anual.
  2. Para el director de Salud y Nutrición del BM, Timothy G.
  3. Evans, estos niveles están creciendo “porque los gobiernos no dan suficiente prioridad a la salud publica.

Y la gente tiene cada vez más altas expectativas de cómo debe estar su salud y pagan por ello porque no obtienen una cobertura pública suficiente”. Por su parte, la directora general adjunta sobre Cobertura Sanitaria Universal de la OMS, Naoko Yamamoto, señala, que conforme los países se enriquecen, surgen entidades privadas de atención médica para paliar las necesidades que “deberían ofrecer los servicios médicos públicos”.”Las personas acceden a esos servicios privados, pero se endeudan”, añadió Yamamoto.

  • Otro motivo por la cual se incrementó el número de personas endeudadas es que este fenómeno ocurre en países muy poblados como China o India, explicó la experta.
  • El estudio apunta que Latinoamérica y el Caribe ha sido una de las regiones donde ha decaído el número de personas empobrecidas a causa de los gastos médicos.

Según los datos del informe, 6,3 millones de personas han caído en la pobreza por causa de los gastos sanitarios en esta región, pero tanto el número como el porcentaje de personas que han padecido esta carga ha descendido en los últimos años. Sin embargo, la región latinoamericana tiene el mayor porcentaje de personas que gastan al menos un 10 % del presupuesto familiar en gastos de salud: Un 14,8 % de la población, lo que representan unos 88 millones de personas.

¿Qué es el acceso a los servicios de salud?

El acceso universal a la salud y la cobertura universal de salud implican que todas las personas y las comunidades tengan acceso, sin discriminación alguna, a servicios integrales de salud, adecuados, oportunos, de calidad, determinados a nivel nacional, de acuerdo con las necesidades, así como a medicamentos de calidad, seguros, eficaces y asequibles, a la vez que se asegura que el uso de esos servicios no expone a los usuarios a dificultades financieras, en particular los grupos en situación de vulnerabilidad.

El acceso universal a la salud y la cobertura universal de salud requieren la definición e implementación de políticas y acciones con un enfoque multisectorial para abordar los determinantes sociales de la salud y fomentar el compromiso de toda la sociedad para promover la salud y el bienestar. El acceso universal a la salud y la cobertura universal de salud son el fundamento de un sistema de salud equitativo.

La cobertura universal se construye a partir del acceso universal, oportuno, y efectivo, a los servicios. Sin acceso universal, oportuno y efectivo, la cobertura universal se convierte en una meta inalcanzable. Ambos constituyen condiciones necesarias para lograr la salud y el bienestar.

  • En promedio, alrededor de una tercera parte de las personas en los países de las Américas (29,3%) reportaron no buscar atención en salud cuando lo necesitaron debido a múltiples barreras de acceso.
  • Entre los que reportaron no buscar atención, el 17,2% atribuyó su decisión a barreras organizativas (ej. largos tiempos de espera, horas de atención inadecuadas, requisitos administrativos engorrosos).
  • Las barreras financieras fueron reportadas en el 15,1% de los casos, la disponibilidad inadecuada de recursos (ej. falta personal de salud, medicamentos e insumos) en el 8,4% de los casos y las barreras geográficas en el 5,4% de los casos.
  • Es importante destacar que el 8,0% atribuyó su decisión a barreras de aceptabilidad (ej. barreras lingüísticas, falta de confianza en el personal de salud o maltrato por parte del personal, preferencia por la medicina tradicional e indígena).
  • Las personas en el quintil de riqueza más pobre fueron más propensas a experimentar barreras de aceptabilidad, financieras, geográficas y de falta de disponibilidad de recursos.

Fuente: Medición de las barreras al acceso a los servicios de salud en las Américas a través de datos de las encuestas de hogares Respuesta de la OPS A pesar de los avances logrados, la Región sigue siendo una de las más inequitativas del mundo. El proceso de reducción de las inequidades en salud se hace más complejo por los nuevos patrones epidemiológicos y demográficos que requieren respuestas diferentes e innovadoras de los sistemas y servicios de salud; y que los problemas de exclusión y la falta de acceso a servicios de calidad persisten en grandes sectores de la población de la Región, especialmente en aquellos grupos en condiciones de mayor vulnerabilidad.

  1. Ampliar el acceso equitativo a servicios de salud integrales, de calidad, centrados en las personas y en la comunidad.
  2. Fortalecimiento de la administración y la gobernanza.
  3. Aumentar y mejorar la financiación, con equidad y eficiencia, y avanzar hacia la eliminación de los pagos directos que constituyen una barrera para el acceso en el punto de servicio.
  4. Fortalecimiento de la coordinación multisectorial para abordar los determinantes sociales de la salud que aseguran la sostenibilidad de la cobertura universal.

¿Cómo es el acceso a servicios de salud de la población mexicana?

En México, de acuerdo a cifras del Inegi, la población que cuenta con acceso a los servicios de salud es de 82%. Estamos por debajo del promedio de países miembros de la OCDE, que es 97.9 por ciento. Aunado a ello, actualmente el gasto al bolsillo de los hogares es de 42 por ciento.

¿Por qué es importante el acceso a los servicios de salud?

«El acceso a cuidados esenciales y de calidad y a la protección financiera no solo mejora la salud de las personas y su esperanza de vida, sino que también protege a los países de las epidemias, reduce la pobreza y el riesgo de padecer hambre, crea empleos, impulsa el crecimiento económico y promueve la igualdad de

¿Cuáles son las barreras de acceso a los servicios de salud?

Las barreras identificadas en este estudio se dividieron en cinco tipos: 1) administrativas, 2) geográficas, 3) normativas, 4) poca oferta y 5) contexto cultural, social, político y económico.

¿Por qué es importante la salud de la población?

agosto 18, 2016 noviembre 1st, 2018 Blog Normalmente interpretamos la palabra ‘salud’ como la condición opuesta a ‘estar enfermo’ o la ‘ausencia de enfermedad’, y ésa sería una definición relativamente correcta. Pero nuestra salud como individuos está ligada a un espectro mucho mayor que la simple ausencia de enfermedad, y para ello es que el sector salud se apoya en una estructura multidisciplinaria.

La salud de la población tiene un importante impacto en nuestra salud personal, y viceversa; los factores que afectan a una, afectan a la otra: servicios sanitarios, hábitos de higiene, programas de vacunación, condiciones fitosanitarias, vigilancia epidemiológica, infraestructura hospitalaria, revisiones médicas periódicas, seguridad social, vigilancia y control de riesgos sanitarios, legislación y normatividad, sistemas de distribución de agua potable, etc.

Para alcanzar un estado óptimo de salud pública se requiere establecer una red de atención, investigación, formación, difusión y colaboración en la que participemos todos. La salud –al igual que la enfermedad– es un factor común en todos los seres vivos, es un tema que a todos nos interesa y en el que nuestras actividades diarias tienen un impacto.

Nuestra alimentación, nuestros hábitos, nuestros conocimientos y nuestra preparación pueden marcar la diferencia entre un buen y un mal estado de salud, y por ello la difusión de información confiable y accesible es parte fundamental de la red. Los servicios de salud en México como el Instituto Nacional de Salud Pública tienen programas de diseminación de información, pero no son totalmente accesibles para la población por diferentes razones: la disponibilidad de medios informativos no es adecuada en algunas regiones, y muchas personas están supeditadas a lo que otros les comuniquen de segunda mano; además del problema que representa no tener la preparación necesaria para comprender la información que se distribuye.

A este respecto, el apoyo del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano puede representar un gran avance, particularmente tomando en cuenta los acuerdos de colaboración que ya tiene con la Academia Mexicana de las Ciencias y con el Foro Consultivo Científico y Tecnológico, para la divulgación de contenido de ciencia y tecnología en todo el país.

Las decisiones que tomamos con respecto a nuestra salud dependen de la calidad de la información disponible y de nuestra capacidad para distinguir si dicha información es o no de calidad, lo que requiere de una preparación adecuada, o del apoyo de profesionales que nos brinden la asesoría necesaria.

Basar nuestras decisiones en información que proviene de terceros, o que es diseminada por medios no especializados, representa un riesgo innecesario que podría evitarse de manera relativamente sencilla, sin embargo, en una época en la que todo tipo de información se encuentra fácilmente disponible pero que no pasa por los filtros apropiados, es común que las personas compartan conocimientos que consideran sencillos de entender sin realmente comprenderlos a fondo ni tomar en cuenta las consecuencias de ello.

  1. Acciones para promover la salud como la difusión de buenas prácticas sanitarias son indispensables para mantener y mejorar nuestros indicadores de salud.
  2. Los esfuerzos realizados en pro de la salud necesitan del apoyo de aquellos a quienes van dirigidos, y para ello se necesita del correcto entendimiento de los mecanismos involucrados, se requiere una participación proactiva por parte de la población, en colaboración con los profesionales del tema.
You might be interested:  Que Medico Especialista Trata La Tiroides?

Desconocer cómo funciona nuestro cuerpo, da pie a que tengamos dudas que pueden ser respondidas de manera inadecuada, como es el caso de la mala información que ya de manera permanente es diseminada por medios masivos como las redes sociales y que muchas veces proviene de figuras públicas que son respetadas o admiradas aun cuando sus campos de experiencia no estén relacionados al tema de la salud, pero que tienen una gran poder de convocatoria y convencimiento.

Las controversias que en últimos tiempos han surgido alrededor de temas como las terapias alternativas o las supuestas desventajas de la vacunación son una clara muestra de los obstáculos y riesgos para la salud pública que se presentan por la diseminación de información incorrecta o infundada, y de hecho ya han tenido consecuencias críticas en algunos países al haber aparecido brotes de enfermedades que ya estaban bajo control, o las lamentables instancias de crímenes perpetrados por individuos radicalizados, cometidos en contra de trabajadores de campañas internacionales de vacunación y que han costado las vidas de muchos de esos voluntarios.

El problema no sólo estriba en el desconocimiento de un tema, sino también en los conocimientos incorrectos que se tengan de éste, lo que hace que sea imperativo establecer programas y campañas de difusión en los que la información adecuada se disemine de manera eficaz, accesible y fácil de comprender, para lo que se puede aprovechar la existencia de las diferentes herramientas tecnológicas disponibles actualmente en los medios de comunicación, en conjunto con la colaboración de profesionales de la divulgación científica.

¿Cómo se puede mejorar el acceso a la salud?

Incrementar el número de unidades de prevención, atención y hospitalización, especialmente en regiones marginadas. Fomentar la transparencia de los recursos destinados a la salud pública y hacer uso eficiente de ellos. Mejorar la calidad, seguridad y efectividad del sistema integral de salud pública.

¿Qué es la accesibilidad a los servicios?

¿Qué es la accesibilidad en el servicio al cliente? – La accesibilidad en el servicio al cliente consiste en proyectar una imagen de cercanía a tus consumidores, para hacerles sentir que el personal de tu empresa tiene la disposición de ayudarle en todo momento.

¿Quién tiene acceso a la salud en México?

En México, 33 millones de personas sin acceso a servicios públicos o privados de salud: INEGI. Además del reto que significa que el 26.5% de la población del país no cuente con afiliación a ningún tipo de servicio salud, ni público ni privado, es importante considerar que la afiliación no es sinónimo de acceso efectivo. Acceso Que Tiene La Poblacion Al Servicio Medico El Instituto Mexicano del Seguridad Social (IMSS) es la institución pública con el mayor número de personas afiliadas (51%), es decir, 47.2 millones de personas. Le sigue el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) con el 35.5% que equivale a 32.8 millones de personas y se refiere a la población que declaró estar afiliada al Seguro Popular o al Seguro para una Nueva Generación (Siglo XXI) considerando que el INSABI inició operaciones en 1° de enero de 2020 y el censo fue levantado en marzo del 2020.

Si bien, la mayoría de la población del país (70.9%) cuenta con afiliación a algún servicio público de salud, es importante no perder de vista que esto no necesariamente se traduce en un acceso efectivo, pues el 56% de la población que se atiende en sector privado es derechohabiente de los servicios públicos de salud, de acuerdo con los resultados de la Ensanut 2020.

Aunado a lo anterior, en 2020 el INEGI identificó la existencia de 33 millones de personas en el país que no cuentan con derechohabiencia o afiliación a servicios de salud públicos o privados; aunque es una cifra mejor que la del 2010, cuando esta población fue de 38 millones. Acceso Que Tiene La Poblacion Al Servicio Medico En veinte años (2000-2020), pasamos de tener 40.8% a 73.5% de la población con afiliación a algún servicio de salud; sin embargo, el mayor aumento de la población afiliada a servicios de salud se dio en el lapso 2000-2010, pues hacia 2020 se puede observar claramente que el incremento se desaceleró, al pasar de 18 a 5 millones de personas, entre ambas décadas. Acceso Que Tiene La Poblacion Al Servicio Medico Cabe destacar que, desde la entrada en vigor del INSABI (1° de enero de 2020), no es posible conocer, al menos por parte de la fuente de la Secretaría de Salud, la cantidad de personas beneficiarias del INSABI, siendo el último dato conocido el reportado por Juan Ferrer, de 63 millones de beneficiarios ().

Es fundamental, contar ya con el sistema de datos en salud, que sea consistente, único, transparente y público, por lo que esperamos que el Centro Nacional de Inteligencia en Salud de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud, sea la solución a este pendiente. Por: Maricarmen Velázquez, integrante del Comité editorial de códigoF.

Fuentes: INEGI (2021).Censo de Población y vivienda 2020. Gobierno de México (2021).Tercer Informe de Gobierno 2020 2021. : En México, 33 millones de personas sin acceso a servicios públicos o privados de salud: INEGI.

¿Cuántas personas no tienen acceso a servicios de salud?

33 millones de mexicanos no tienen acceso al sistema de salud.

¿Qué importancia tiene el acceso a la salud y la educación en la sociedad?

Una educación de calidad es el cimiento de la salud y el bienestar. Para llevar una vida productiva y saludable cada individuo debe poseer los conocimientos necesarios para la prevención de enfermedades y patologías. Para estudiar como es debido los niños y los adolescentes necesitan una alimentación adecuada y gozar de buena salud.

Las estadísticas presentadas por el Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo de la UNESCO demuestran que el alto nivel de educación alcanzado por las madres contribuye al mejoramiento de los índices de vacunación y de la nutrición de los niños, reduce el número de muertes infantiles que se pueden prevenir, así como la mortalidad materna y el número de personas infectadas por el VIH.

La educación es ya de por sí un elemento catalizador del desarrollo y de la acción sanitaria. La Declaración de Incheon de 2015 corrobora que la educación desarrolla las competencias, los valores y las actitudes para que los ciudadanos gocen de una vida saludable, tomen decisiones bien fundamentadas y afronten los problemas a escala local y mundial.

¿Cómo afectan a las personas las deficiencias en los servicios de salud?

La falta de servicios de salud representa un desperdicio en materia de capital humano – Esta El capital humano son los conocimientos, las habilidades y la salud que las personas acumulan a lo largo de su vida y que les permiten desplegar su potencial como miembros productivos de la sociedad.

  • Sin una buena salud, los niños no pueden ir a la escuela y aprender, y los adultos no pueden trabajar y contribuir a sus hogares y economías.
  • Una población sana, educada y con capacidad de adaptación es absolutamente imprescindible para que los países compitan de manera eficaz en la economía mundial.

“La única manera de brindar atención de salud a todas las personas en todo el mundo es si cambiamos fundamentalmente el sistema para que los Gobiernos y las personas demanden más inversiones en salud”, dijo Jim Yong Kim, presidente del Grupo Banco Mundial. Infografía: Seguimiento de la cobertura universal de salud: Informe de seguimiento mundial 2017 (i) El camino hacia la CSU es diferente para cada país, y el Grupo Banco Mundial apoya a los países brindándoles financiamiento, asesoramiento sobre políticas y asistencia técnica; generando investigación y conocimientos, y convocando a diversas partes interesadas en torno a objetivos comunes.

  • La CSU es el motor que impulsa las inversiones del Grupo Banco Mundial en materia de salud, nutrición y población, que en el ejercicio de 2018 sumaron alrededor de USD 14 000 millones.
  • A través de su nuevo Proyecto de Capital Humano, un esfuerzo para acelerar más y mejores inversiones en las personas, el Grupo Banco Mundial se ha comprometido a ampliar sus inversiones en sectores como la salud.

El Índice de Capital Humano (i) del proyecto mide y clasifica a los países según la cantidad de capital humano que un niño nacido hoy puede esperar haber logrado a los 18 años gracias a las inversiones en salud y educación, y muestra cuántos ingresos desaprovechan los países debido a las brechas de capital humano.

¿Qué es la participación ciudadana en la salud?

Participación comunitaria en salud

En nuestro país la constitución política garantiza que los servicios de salud se organicen de forma descentralizada, por niveles de atención y con participación de la comunidad ; esto permite a los ciudadanos ser partícipes de las decisiones, y velar por sus derechos y deberes en salud. ¿Qué es la participación en salud? Es un mecanismo mediante el cual diferentes personas, en función de sus necesidades, intereses, recursos y motivaciones, intervienen en el escenario público con la intención de incidir en la definición de los asuntos colectivos y transformar su propio entorno.En materia de salud, se busca lograr la intervención de la comunidad a través de las personas usuarias del sistema de seguridad social, en la organización, control, gestión y fiscalización de las instituciones y del sistema en su conjunto. ¿Esto es un derecho de todas las personas? De acuerdo con la legislación colombiana, las personas tienen el derecho de participar a nivel ciudadano, comunitario, social e institucional, con el fin de ejercer sus derechos y deberes en salud, gestionar planes y programas, planificar, evaluar y dirigir su propio desarrollo en salud. ¿Cuál es el papel del Estado? Por su parte, el Estado contribuye a la organización, promoción y capacitación de las asociaciones profesionales, cívicas, sindicales, comunitarias, juveniles, entre otras, con el propósito de que constituyan mecanismos democráticos de representación en las diferentes instancias de participación, concertación, control y vigilancia de la gestión pública en salud. ¿Cómo pueden participar los ciudadanos sobre los temas de salud? Existen dos mecanismos de participación en salud: la participación ciudadana y la participación comunitaria.La participación ciudadana, hace referencia a la facultad que tiene toda persona para que, de manera individual y/colectiva, se involucre libremente en los procesos del Sistema General de Seguridad Social en Salud, con el fin de ejercer sus deberes y hacer valer sus derechos.Para esto existen los servicios de atención a los usuarios de EPS y las IPS, sean públicas privadas o mixtas, y el Servicio de atención a la comunidad, donde la alcaldía, gobernación o secretaria de salud, organiza un servicio de atención a la comunidad, para atender y en lo posible resolver las peticiones e inquietudes en salud de los ciudadanos.La participación comunitaria, surge cuando grupos de personas, que comparten alguna necesidad, problema o interés y viven en una misma comunidad, tratan activamente de identificar dichos problemas, necesidades o intereses buscando soluciones y tomando decisiones para atenderlos.Para esto existen las Veedurías en Salud, como mecanismo democrático para ejercer vigilancia sobre la gestión pública en salud; Los COPACOS (Comité de Participación Social en Salud) como escenario de concertación entre la sociedad y el Estado; y las Asociaciones de Usuarios, donde un grupo de afiliados se organiza para velar por la calidad del servicio y la defensa del usuario. Datos relevantes:

1. La participación ciudadana es la intervención de la comunidad para transformar su entorno, en salud esto es un derecho de todos los usuarios del sistema.2. Participar en salud mejora la calidad, oportunidad y acceso de los servicios en salud y sus resultados.3.

¿Cuáles son los factores que determinan el acceso a la salud?

Resumen Introducción Tradicionalmente el acceso a servicios de salud mental de las personas con trastornos mentales ha sido limitado, y ello se asocia a variables conductuales, sociales y estructurales. Objetivo Analizar los factores que determinan el acceso a servicios de salud mental de la población adulta (18 a 44 años) en Colombia, a partir de los resultados obtenidos en la Encuesta Nacional de Salud Mental 2015.

Material y métodos Análisis de variables de acceso a consulta en atención a salud mental para adultos. Se clasificaron las razones de consulta en barreras de acceso por oferta o demanda comportamental. Para el análisis de los factores asociados a acceso a los servicios de salud mental en la población adulta colombiana, se tuvo en cuenta el uso de los servicios de salud en los últimos 12 meses por problemas emocionales, nerviosos o de salud mental y las características demográficas, actividad laboral, afiliación a régimen de seguridad social y variables de estados de salud.

Las asociaciones entres estas variables se estimaron mediante modelos bivariables de regresión logística multinomial. Resultados Se encontraron asociaciones entre residir en áreas rurales, estar casado y padecer una enfermedad crónica con la decisión de consultar al médico o no.

  • Conclusiones Se deben realizar más estudios que permitan evaluar la situación del acceso a servicios de atención en salud mental, y que permitan encontrar los posibles factores relacionados que limiten al mismo.
  • Palabras clave: Acceso universal a servicios de salud Salud mental Trastornos mentales Abstract Introduction Access to mental health services by people with mental disorders has traditionally been limited, and is associated with attitudinal, social, and structural variables.
You might be interested:  Como Se Llama El Medico Que Ve Los Riñones?

Objective To analyse the factors that determine access to mental health services by the adult population (18-44 years old) in Colombia, from the results obtained in the 2015 National Mental Health Survey. Material and methods Analysis of variables of access to attention in mental health care for adults.

  1. The reasons for not consulting were classified as barriers of behavioural supply and demand.
  2. To analyse the factors associated with access to mental health services in the Colombian adult population, the use of health services in the last 12 months for emotional, nervous or mental health problems was taken into account, as well as associated variables such as demographic characteristics, occupational activity, affiliation to social security, and health status variables.

The relationships between these variables were estimated using bivariate multinomial logistic regression models. Results Rural residence, being married, and having a chronic disease were associated with the decision to consult or not to consult the doctor.

  • Conclusions Further studies should be conducted to evaluate the situation as regards mental health care access, as well as to determine the potential factors associated with these limitations.
  • Eywords: Health services accessibility Mental health Mental disorders Texto completo Introducción El Sistema General de Seguridad Social en Salud (SGSSS) en Colombia nace a partir de la Constitución Nacional de 1991: «La seguridad social es un servicio público de carácter obligatorio que se prestará bajo la dirección, coordinación y control del Estado, en sujeción a los principios de eficiencia, universalidad y solidaridad en los términos que establezca la ley.

Se garantiza a todos los habitantes el derecho irrenunciable a la seguridad social» 1, Posteriormente, la Ley 100 de 1993 estableció el Sistema General de Seguridad Social Integral incluyendo los componentes de Pensiones, Riesgos Profesionales y Salud 2,

El sistema de salud opera bajo un esquema de competencia regulada, en el que las Empresas Promotoras de Salud (EPS) son las responsables de garantizar la prestación de un paquete predefinido de servicios de salud a sus afiliados, conocido como el Plan Obligatorio de Salud (POS). Para financiar esta prestación, las EPS reciben del Sistema General de Seguridad Social un pago por cada afiliado: la Unidad de pago por Capitación (UPC), la cual funciona como una prima de aseguramiento, en el que las aseguradoras se comprometen a cubrir cualquier servicio en salud incluido en el paquete a todos sus afiliados.

En caso de que los eventos en salud superen el monto de la prima, el asegurador asume los costos adicionales, pero si son inferiores, genera un excedente para el afiliado. A partir de la ley 1438, el paquete de salud (POS) es el mismo para toda la población, pero el aseguramiento y la prestación están segmentados en 3 sistemas: el sistema contributivo, el sistema subsidiado y los regímenes especiales.

Esta segmentación responde a las fuentes de financiación de cada subsector, de modo que los recursos del sistema contributivo provienen de aportes de los trabajadores asalariados e independientes con capacidad de pago; los recursos del sistema subsidiado provienen de diversas fuentes, principalmente rentas departamentales y municipales del Sistema General de Participación, y cubren a las personas sin capacidad de pago; los regímenes especiales se nutren de recursos de presupuesto y contribuciones de los trabajadores públicos (los maestros, las fuerzas armadas, la policía, ECOPETROL).

En 2011, bajo la Ley 1438 de 2011 3, se dio una actualización integral del plan de beneficios, se ordenó la formulación de acciones en salud mental y se dio paso a la ampliación de beneficios en esta materia. Asimismo la ley establece beneficios especiales para los niños garantizando la efectiva prevención, detección temprana y tratamiento adecuado de las enfermedades que presenten y busca, entre otros, que los usuarios del sistema puedan contar con todos los servicios de salud, como consultas médicas, exámenes de diagnóstico y compra de medicamentos, en un mismo lugar y de manera articulada, favoreciendo el acceso integral a los servicios.

Después de la ley 1438 de 2011, se formuló la Ley 1616 de 2013, Ley de Salud Mental, que tiene como objeto garantizar el ejercicio pleno del Derecho a la Salud Mental a la población colombiana, priorizando a los niños, las niñas y adolescentes, mediante la promoción de la salud y la prevención del trastorno mental, la Atención Integral e Integrada en Salud Mental en el ámbito del SGSSS, y establece los criterios de política para la reformulación, implementación y evaluación de la Política Pública Nacional de Salud Mental, con base en los enfoques de derechos, territorial y poblacional por etapa del ciclo vital 4,

Esta ley está en proceso de implementación por los diversos entes gubernamentales y, al igual que las precedentes, busca favorecer el acceso efectivo a los servicios de salud, en el caso particular de salud mental. Para todo sistema de salud, su razón de ser es el mejoramiento de la salud.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) 5, el derecho a la salud abarca cuatro elementos fundamentales: disponibilidad, aceptabilidad, calidad y accesibilidad. En este sentido, la salud entendida en el marco de los establecimientos, los bienes y servicios, debe ser accesible a todos, y para ello tiene cuatro dimensiones superpuestas: no discriminación, accesibilidad física, accesibilidad económica (asequibilidad) y acceso a la información.

En algunos casos, como el Colombiano, que pretende «la creación de un ambiente sano y saludable, que brinde servicios de mayor calidad, incluyente y equitativo, donde el centro y objetivo de todos los esfuerzos sean los residentes en el país» 3, el acceso se convierte en una de las variables fundamentales para las metas propuestas por el sistema.

Tal como lo anota Ayala 6, uno de los principales desafíos que afronta el actual SGSSS en Colombia es el acceso a los servicios médicos, ya que, aunque se ha aumentado la cobertura del aseguramiento, el acceso a los servicios de salud (porcentaje de personas que utilizaron los servicios médicos al momento de necesitarlos) ha disminuido significativamente según los datos de la Encuesta Nacional de Calidad de Vida, lo cual impacta en los resultados de salud de la población, en tanto no se dan, entre otros, la detección temprana, el manejo pertinente y oportuno de las enfermedades y la rehabilitación integral requerida en ciertas condiciones como en la patología mental.

El acceso puede medirse, entre otros, a través de la utilización de los servicios de salud por los individuos, lo cual está influido por la estructura del sistema, la disponibilidad de los servicios, la organización, el financiamiento y la naturaleza de los requerimientos de atención, que implica los recursos para los consumidores potenciales 7,

Teniendo en cuenta lo anterior, la atención a la población con afecciones relacionadas con la salud mental debe ser objeto de las dimensiones definidas por la OMS y de manera particular en términos del acceso real y efectivo a los servicios de salud, de tal manera que se dé respuesta a la necesidad imperante de estrategias que permitan garantizar la detección temprana y el manejo adecuado de una población creciente con diagnósticos relacionados con la salud mental.

Según la Encuesta Nacional de Salud de 2007 5 el 0,8% de la atención recibida fue por motivos de enfermedades o problemas mentales, de los nervios o de comportamiento. Asimismo, los resultados del último estudio de carga de enfermedad en Colombia 6 refiere las primeras 20 causas según AVISAS totales (×1.000 personas), de las cuales 4 son del grupo de enfermedades mentales.

El adecuado acceso a los servicios de salud mental requiere, además de las instalaciones propias, la disponibilidad de espacios y servicios que disminuyan las barreras, las cuales pueden ir desde el miedo a solicitar el servicio por el estigma de la enfermedad mental hasta la adherencia a los medicamentos y las actividades del seguimiento continuo necesario para el tratamiento oportuno de las afecciones 8,

Otros elementos que también impactan en el acceso efectivo a los servicios de salud mental son las rutas de atención poco claras y desarticuladas con la atención primaria, la limitación de camas hospitalarias, la distancia geográfica de los servicios en zonas rurales y la falta de personal adecuadamente capacitado en salud mental en los primeros niveles de atención.

  1. En Colombia, es bastante escasa la información sobre el estado de salud mental de la población, y aún más sobre el acceso a los servicios de atención.
  2. El último Estudio Nacional de Salud Mental realizado en 2003 muestra que entre el 85,5 y el 94,7% de las personas con algún trastorno mental no acceden a servicios de salud, y que aproximadamente un 5% supera las barreras de acceso 9,

La Encuesta Nacional de Salud Mental 2015 definió un dominio más amplio que incorpora el deseo de la atención y su continuidad (haciendo especial énfasis en el acceso a los medicamentos), con la intención de generar evidencia para los tomadores de decisiones, incentivar que se monitoricen los problemas de acceso identificados y buscar la garantía del derecho a la salud.

  • Se estructuraron 4 módulos (adultos y menores), 2 de ellos enfocados a medir las condiciones de acceso a los servicios, y los otros 2 a identificar el acceso y uso de medicamentos.
  • También se indagó por la búsqueda de atención y el motivo de no consulta, el sitio donde asistió a la última consulta (para conocer a quién acuden las personas cuando quieren recibir atención), el tiempo de desplazamiento (siempre se ha considerado una forma de medir las barreas geográficas) y el acceso efectivo a los medicamentos y las barreras que se presentan para no acceder a estos.

En este contexto, el presente artículo tiene como objetivo analizar los factores que determinan el acceso a servicios de salud mental de la población adulta (18–44 años) en Colombia, a partir de los resultados obtenidos en la Encuesta Nacional de Salud Mental 2015.

Material y métodos Este documento hace parte de los diferentes análisis a los resultados de la Encuesta Nacional de Salud Mental realizada en Colombia en 2015. La Encuesta Nacional de Salud Mental 2015 es un estudio observacional de corte transversal en el ámbito nacional, que tuvo como base una submuestra de la muestra maestra de estudios poblacionales para salud del Ministerio de Salud y Protección Social.

La población de referencia son personas no institucionalizadas de 18 o más años; la muestra fue de tipo probabilístico, estratificada por sexo, edad (18–44 y ≥ 45 años) y las regiones del país (Atlántica, Oriental, Central, Pacífica y Bogotá), con representatividad según los grupos de estratificación, estos están ponderados y son representativos de la población colombiana.

  1. Para evaluar el acceso a los servicios de salud mental y el acceso a medicamentos, se desarrollaron 4 módulos que consideran tanto a menores como a adultos, 2 dirigidos a medir las condiciones de acceso a los servicios y los otros a identificar el acceso a medicamentos y su uso.
  2. El cuestionario se desarrolló con base en las encuestas nacionales previas y en curso, las más frecuentes barreras a los servicios de salud mental, las inquietudes de expertos y usuarios del sistema en torno al acceso y teniendo en cuenta las responsabilidades y obligaciones del sistema y las tecnologías ofrecidas en el marco de la resolución 5521 de 2013 y la resolución 5923 de 2014.
You might be interested:  Que Medico Trata El Cancer De Colon?

Para el análisis de la información, se realiza un análisis descriptivo con variables de acceso a consulta en atención a salud mental para adultos, filtrando con la pregunta: «¿Alguna vez en su vida ha tenido algún problema emocional, nervioso o de salud mental?» Esta pregunta clasifica a las personas encuestadas que han tenido problemas de salud mental.

  • Seguido a esto, con la pregunta «¿En los últimos 12 meses buscó atención por sus problemas emocionales, nerviosos o de salud mental, aunque se haya sentido bien últimamente?», se identifica a las personas que buscaron atención por problemas de salud mental o no, que son el objeto de este análisis.
  • Finalmente, con las opciones de respuesta de la pregunta: «¿Cuáles fueron las principales razones para no consultar o buscar solución para sus problemas emocionales, nerviosos o de salud mental?», se clasificaron como barreras de acceso por oferta y por demanda comportamental, siguiendo los fundamentos teóricos de Aday et al.10 y la metodología utilizada por Restrepo et al.11 y Rodríguez Acosta 12 (para mayor claridad del flujo utilizado, véase la fig.1 ).

Para el análisis de los factores asociados al acceso a los servicios de salud mental de la población colombiana adulta, se tuvo en cuenta la relación entre el uso de los servicios de salud en los últimos 12 meses por problemas emocionales, nerviosos o de salud mental y las características demográficas, la actividad laboral, la afiliación al régimen de seguridad social y variables de estados de salud, que se estimaron mediante modelos bivariables de regresión logística multinomial.

La medida de efecto empleada fue el riesgo relativo indirecto ( odds ratio ), con su respectivo intervalo de confianza del 95% (IC95%), considerando 3 categorías de respuesta: consulta (categoría de referencia), no consulta por problemas de oferta y no consulta por problemas de demanda. Los análisis estadísticos emplearon como ponderación los factores de expansión de la muestra 16 para la estimación de varianza en encuestas complejas a través del método de linealización mediante series de Taylor usando el programa Stata (StataCorp.; College Station, Texas, Estados Unidos).

Resultados Los resultados obtenidos en la encuesta indican que, del total de la población entre 18 y 44 años, el 4,5% (IC95%, 3,9-5,1) reporta haber tenido algún problema de salud mental en su vida, de los que el 36,1% (IC95%, 29,7-43,1) lo ha sufrido en los últimos 12 meses y el 65,9%, antes.

En relación con el acceso a los servicios de salud mental, solo el 37,5% de esta población solicita atención, de estos el 94,0% acceden a dichos servicios, del 62,5% de la población que no consultó, las razones fueron: «pensó que no era necesario consultar» (47,3%), seguida por descuido (23,6%) y no querer asistir (15,6%).

A partir de esta información, se acotó la población objeto del análisis a los que buscaron atención a la salud en los últimos 12 meses; así, del 4,5% de la población que reconoció tener algún problema de salud mental, el 30,1% buscó atención y el 69,9% restante no.

• Solo 3 de cada 10 personas que reportaron haber tenido algún problema de salud mental solicitaron atención y 6 de cada 10 personas no consultaron porque consideraron que «no era necesario consultar», «descuido» o «no querer asistir», todas estas asociadas a causas de orden actitudinal relacionadas con posible estigma y miedo, entre otros. • La variable ubicación geográfica está relacionada con la decisión de consultar al médico o no cuando se tiene problemas de salud mental. Los residentes en área rural, comparados con los que residen en área urbana, consultan menos por problemas de demanda comportamental. Para las personas que residen en área rural, no consultar por problemas de demanda frente a consultar obtuvo OR = 2,36 (IC95%, 1,2-4,6). (Ver tabla 1 ). • El estado civil es otra variable asociada a la decisión de consultar o no. Los casados, comparados con los solteros, consultan menos por problemas de demanda comportamental. En los casados, no consultar por demanda frente consultar obtuvo OR = 3,02 (IC95%, 1,57-5,79). • Que concurra otra enfermedad influye en la decisión de buscar asistencia médica. Los pacientes que no tienen ninguna enfermedad crónica, frente a los que sí, consultan menos a los servicios de salud mental por problemas de demanda comportamental. En los que no tienen una enfermedad crónica, no consultar por demanda frente consultar obtuvo OR = 2,61 (IC95%, 1,27-5:38). • Las variables sexo, edad, actividad laboral, régimen de afiliación y percepción del estado de salud no fueron estadísticamente significativas para explicar la decisión de consultar o no.

Discusión Se entiende el acceso a servicios de salud mental como «el proceso mediante el cual puede lograrse que una necesidad de atención, bien sea por el deterioro en el estado de salud, un diagnóstico sobre el mismo o la promoción de su mejoramiento, se satisfaga completamente» 11,

Según lo anotado por Frenk 13, se debe distinguir 3 dominios o alcances para su estudio: a) estrecho, que comprende la búsqueda de atención y el inicio de esta atención; b) intermedio, agrega la continuación de la atención, y c) amplio, que además de lo anterior agrega el deseo por la atención y comprende todo el proceso.

Aday et al.10 plantean 3 niveles de acceso que se relacionan a través de factores individuales, organizacionales y sociales: a) político: acciones planeadas y dirigidas por el Estado para mejorar el acceso a los servicios de salud; b) acceso potencial: interacción entre las características del sistema de salud y las del individuo, de la cual surgen barreras atribuidas a la oferta o sistema de prestación de servicios, que se presentan en la entrada, después del contacto inicial y a la salida del sistema, y c) acceso real: relaciona determinantes objetivos (cómo el sistema de salud resuelve las necesidades de los usuarios) y subjetivos de la utilización de servicios (satisfacción).

Si bien es cierto que los resultados obtenidos en este análisis muestran que la decisión de buscar atención en salud mental depende de razones comportamentales o actitudinales, estas no necesariamente se derivan de decisiones personales en cuanto a que no se desee consultar, sino que pueden atribuirse al desconocimiento mismo de lo que es y no es la salud mental, la falta de información o información distorsionada del tema y la imposibilidad de reconocer un problema en la esfera psíquica.

Asimismo cabe subrayar que en las barreras de comportamiento del individuo influyen otro tipo de barreras de índole geográfica y financiera y el desconocimiento de la oferta de servicios de atención a la salud mental, que en los resultados de este análisis concomitan con mucha frecuencia, es decir, además de las dificultades para reconocer la importancia de una posible enfermedad mental por diversas razones (como estigma, indiferencia, miedo, etc.), estas razones se empeoran cuando la disponibilidad se reduce por los tiempos para llegar al servicio, la distancia y la pobre información sobre la oferta de servicios, y en ocasiones la necesidad de pagar del propio bolsillo como una barrera de índole financiera.

  1. Es de resaltar que las barreras actitudinales son las que tienen mayor impacto en el análisis realizado, situación que concuerda con los resultados de otros estudios de acceso a los servicios de salud mental 14–17,
  2. Estas barreras son a la vez las más conocidas y frecuentes y suelen estar asociadas con el estigma propio de la enfermedad mental, las creencias negativas sobre los sistemas de salud, la mala interpretación acerca de las consecuencias de los tratamientos, la escasa necesidad percibida de requerir ayuda y el autoestigma, los cuales limitan el acceso al servicio 8,

Estos resultados deben ser materia de decisiones sobre ajustes a los modelos de atención en salud mental, que impliquen mayores acciones promocionales en los ámbitos comunitarios y particularmente educativos. Asimismo los resultados muestran la necesidad de estudios que den conocimiento acerca de las razones, los comportamientos y las actitudes de la población que autolimita la búsqueda de ayuda a través de los servicios de salud mental.

En este sentido, es relevante pensar en otros modelos de acceso, como el de acceso ajustado, sistema propuesto por Penchansky et al.18 en 1985, que no se enfoca solamente en el uso de los servicios de salud, sino en cómo se ajustan los servicios de salud a las necesidades del individuo. Se recomienda hacer más exploraciones que permitan tener resultados concluyentes de la situación de acceso a los servicios de atención en salud mental y encontrar las relaciones que lo están limitando, lo cual puede favorecer la detección tardía de enfermedades mentales, recaídas y cronicidad.

Responsabilidades éticas Protección de personas y animales Los autores declaran que para esta investigación no se han realizado experimentos en seres humanos ni en animales. Confidencialidad de los datos Los autores declaran que han seguido los protocolos de su centro de trabajo sobre la publicación de datos de pacientes.

  1. Derecho a la privacidad y consentimiento informado Los autores han obtenido el consentimiento informado de los pacientes y/o sujetos referidos en el artículo.
  2. Este documento obra en poder del autor de correspondencia.
  3. Financiación Este estudio está financiado por COLCIENCIAS y el Ministerio de Salud y Protección Social bajo la invitación para presentar propuesta para ejecutar la Encuesta Nacional de Salud Mental «ENSM»; contrato 762-2013.

Conflicto de intereses Los autores declaran no tener ningún tipo de conflicto de intereses con relación a este estudio. Agradecimientos Agradecemos a las personas que colaboraron durante el proceso del estudio. Bibliografía Constitución Política de Colombia.

Bogotá: Asamblea Nacional Constituyente; 1991. Disponible en: http://www.procuraduria.gov.co/guiamp/media/file/Macroproceso Disciplinario/Constitucion_Politica_de_Colombia.htm.L.A.T. Calderón. El sistema de salud en colombia. En: Cuarto foro: Plan de desarrollo. Universidad del Valle, (2011), pp.1-8 Disponible en: http://salud.univalle.edu.co/pdf/plan_desarrollo/documento_previo_4to_foro.pdf Ley 1438 del 19 de enero de 2011.

Congreso de Colombia, (2011), Ley 1616 de 2013. Ley 1616 de 2013. Congreso de Colombia, (2013), pp.1-17 Disponible en: http://www.descentralizadrogas.gov.co//pdfs/politicas/nacionales/Ley_1616_de_2013.pdf OMS. Sistemas y servicios de salud, Disponible en: http://www.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=category&id=1920&layout=blog&Itemid=2033⟨=es.J.

Ayala. La salud en Colombia: más cobertura pero menos acceso. Documentos de Trabajo sobre Economía Regional. Banco de la República, (2014), pp.1-45 Monitoreo de equidad en el acceso a los servicios básicos de salud. Guía metodológica. Organización Panamericana de la Salud, (2000), L.H. Andrade, J. Alonso, Z.

Mneimneh, J.E. Wells, A. Al-Hamzawi, G. Borges, et al, Barriers to mental health treatment: results from the WHO World Mental Health surveys. Psychol Med., 44 (2013), pp.1303-1317 J. Posada, L.F. Gómez, L.C. Gómez. Estudio nacional de salud mental Colombia 2003.

Ministerio de la Protección Social y Fundación FES Social, (2005), L. Aday, R. Andersen. A framework for the study of access to medical care. Health Serv Res., 9 (1974), pp.208-220 J. Restrepo, E. Echeverri, J. Vásquez, S. Rodríguez. El seguro subsidiado y el acceso a los servicios de salud. Teoría, contexto colombiano y experiencia en Antioquia.

Centro de Investigaciones Económicas, Universidad de Antioquia, (2006), S. Rodríguez Acosta. Barreras y determinantes del acceso a los servicios de salud en Colombia. Universidad Autónoma de Barcelona, (2010), J. Frenk. El concepto y medición de la accesibilidad.

Salud Publica México., (1985), B. Balthazar. Needs and accessibility to health services: Attitudes and perceptions of internally displaced head-of-household victims from Medellin, Colombia. Capella University, 1 (2011), pp.1-28 Consensus on access to mental health services by children and adolescents in Antioquia, Colombia, 1 (2011), pp.1-312 L.K.

Murray, S. Dorsey, P. Bolton, M.J. Jordans, A. Rahman, J. Bass, et al, Building capacity in mental health interventions in low resource countries: an apprenticeship model for training local providers. Int J Ment Health Syst., 5 (2011), pp.30 Encuesta de Salud Mental 2015.